Termopaneles cristal aislante térmico


Los termopaneles son un excelente aislante térmico porque están compuestos por dos láminas de cristal, distanciadas entre sí, por un marco separador de aluminio que lleva en su interior sales higroscópicas, que absorben la humedad de la cámara de aire que se produce al interior del termopanel, hecho que se traduce favorablemente en los costos de climatización y consumo energético para el hogar, la oficina o la empresa.

Existen también termopaneles para techos este es un panel estructural aislante tipo sándwich, formado por un núcleo de espuma rígida de poliestireno expandido auto-extinguible de alta densidad, recubierto por ambas caras con láminas de acero galvanizado natural, pre-pintado al horno o en Galvalum. Los termopaneles para techos no requieren ningún acabado posterior a la instalación y consta de tres elementos de remate tales como: cumbrera (en el caso de ser a dos aguas), el remate frontal que se comporta como canal de lluvias y un remate lateral para cubrir EPS. Los tres son del mismo color externo del techo.

Los termopaneles son livianos, de fácil manejo, transporte y colocación, disponible en variedad de acabados y espesores. Son económicos y con una durabilidad prácticamente ilimitada. Es de fácil manejo para el transporte y colocación por su bajo peso. Gran durabilidad ya que el recubrimiento de color de ambos aceros es poliéster siliconado sobre un primer epóxico.

Los termopaneles también traen beneficios acústicos, aporta una considerable atenuación a los ruidos externos. Es una solución efectiva al ahorro de energía. Reduce el problema del empañamiento de los vidrios. Produce mayor equilibrio térmico y confort al interior de los recintos.

Los termopaneles brindan seguridad están compuestos por un cristal incoloro tradicional y un cristal laminado, el cual se compone de dos cristales unidos por una lámina de Polivinil Butiral (PVB) un cristal laminado, la cual permite un quiebre seguro al evitar el desprendimiento de los vidrios y un 99,6% de protección contra los rayos UV.

Nuestros termopaneles poseen un control térmico que combina un control solar siendo capaz de controlar el paso del calor en verano, y la pérdida de calor interior en el invierno, manteniendo una alta transmición de luz al interior y una baja reflexión. Esto genera un ahorro considerable en las cuentas de aire acondicionado y calefacción.

Una de las principales ventajas de los termopaneles aporta ahorro de energía para refrigerar o calefaccionar ambientes. Se aumenta el confort en las proximidades de las superficies acristaladas y en todo el recinto al suprimirse los movimientos de aire que se producen por diferencias de temperaturas. Se reduce la posibilidad de que exista condensación (efecto de pared fría), manteniéndose la transparencia de los cristales aún en condiciones de humedad y de temperaturas extremas.

Para lograr condiciones adecuadas de aislación del ruido debemos cuidar la configuración de los termopanles. Es necesario el mayor espesor posible en los cristales y, diferenciar el espesor de los mismos para evitar el debilitamiento que se produce por coincidencia de la frecuencia crítica. Los cristales laminados tienen mejor rendimiento acústico que los monolíticos. La presencia de la interlámina plástica produce una atenuación de la energía de la onda del sonido.

Obtenga una cotización según sus requerimientos, llene el formulario:

CONTÁCTENOS