Cristales templados curvos y planos


El cristal templado o vidrio templado es un vidrio aproximadamente cuatro veces más resistente que el vidrio recocido y que en caso de rotura, rompe en fragmentos relativamente pequeños.

Para ser considerado cristal templado de seguridad, este tipo de vidrio tiene que cumplir los requerimientos establecidos que establece una serie de parámetros como el número de fragmentos en el que tiene que romperse el vidrio o el tamaño máximo que debe de tener el fragmento más grande.

El proceso de producción del cristal templado consiste en calentar el vidrio a más de 600 ºC para enfriarlo de forma rápida de manera que se cierren las superficies del vidrio en un estado de compresión, quedando el centro en un estado de tracción, tal y como se muestra a continuación.

El cristal templado no se puede transformar, es decir, cortar, taladrar ni biselar. Además, una vez templado, no puede ser modificado (grabado al ácido o pulido al chorro de arena) ya que podría debilitarlo y causar daños prematuros.

¿Dónde se recomienda el uso de cristal templado? Es muy amplio y está especialmente recomendado en aplicaciones con anclajes, como ocurre en el caso de las puertas de paso y la mayoría de las puertas de baño.

Además recomendamos el uso del cristal templado en aplicaciones en los que el vidrio pueda estar sometido a cambios bruscos de temperatura (estrés o choque térmico).  Por ejemplo en caso de tener un escaparate o ventana con sombra como consecuencia de salientes o prolongaciones del edificio, la zona sombreada estará más fría, con lo se pueden generar tensiones que originen rotura térmica ( por los diferentes coeficientes de dilatación).

En estos casos se recomienda la realización de un análisis de tensión térmica para determinar la necesidad de templar el vidrio.

La industria del automóvil no utiliza cristal templado en las lunas delanteras pero si suele emplearse crista templado en las lunas traseras y laterales. En la luna delantera de los coches se utiliza vidrio laminado.

El vidrio laminado lleva una lámina de plástico entre dos capas de vidrio (templado u de otro tipo). Cuándo el vidrio se rompe, los trozos se adhieren a la lámina de plástico y no salen proyectados siendo más seguro para los pasajeros.

Aplicaciones más comunes del cristal templado es: Puertas, fachadas, mamparas, puertas de baño, techos barandales, sobres de mesas, vidrios fijos, barandales, escaleras.

Entre las especificaciones generales del cristal templado están que es: Vidrio con aplicación temperado : incoloro, vidrios de color, vidrios especiales. Resistencia al impacto respecto al vidrio crudo: De 4 a 5 veces más resistente que un vidrio crudo ante cualquier exigencia: carga, desgaste (rayas), etc.

Servicios de valor agregado al vidrio temperado: Canteado, biselados, pulidos recto y en formas, arenado (sandblasting), servicio de agujeros o saques Forma de ruptura: Pequeños fragmentos sin aristas cortantes.

Obtenga una cotización según sus requerimientos, llene el formulario:

CONTÁCTENOS